consejos para el matrimonio compartidos por los Profetas que toda pareja necesita

consejos para el matrimonio compartidos por los Profetas que toda pareja necesita

Edificar un casamiento dichoso seri­a un asunto que, por fortuna Con El Fin De nosotros, los Profetas abordan con gran repeticion. A continuacion, mencionare consejos matrimoniales de oro que se han compartido a lo extenso de las anos, que podemos (y debemos) ponerlos en ejercicio En seguida tiempo.

“Dominen su caracter”

Este sugerencia proviene de el mensaje de el dirigente Gordon B. Hinckley de la sesion de el sacerdocio sobre la conferencia de octubre 2007. Seri­a fantastico. Aca, comparto un extracto de una suplica asi­ como una talento

Actualmente bien, mis queridos hermanos, de finalizar, les suplico que dominen su caracter; que sonrian, lo que borrara el enojo; hablen con palabras sobre amor y no ha transpirado tranquilidad, amor y respeto. En caso de que lo hacen, tendran una vida falto remordimiento; preservaran su matrimonio asi­ como las relaciones familiares; seran bastante mas felices; lograran efectuar un de mi?s grande bien; tendran un sentimiento sobre tranquilidad que sera estupendo.

“No Hay coqueteos inofensivos”

Este recomendacion seri­a del mensaje sobre James E. Faust compartido en octubre de 1977, se titula The Enriching of Marriage (El Enriquecimiento de el casamiento).

Nuestra observancia hacia el companero eterno no debe ser unicamente fisica sino igualmente mental y no ha transpirado espiritual. Puesto que luego de el casamiento no Hay coqueteos inofensivos ni lugar para las celos, seri­a sabio impedir toda figura sobre maldad, aludiendo cualquier roce cuestionable con cualquiera exteriormente del casamiento.

“Ustedes deben decirselo”

Este es otro Recomendacion dirigido a las esposos en todas partes, No obstante lo mismo se aplica Con El Fin De las esposas. Proviene del extraordinario mensaje de el Elder Richard G. Scott de abril 2011, titulado “Las bendiciones eternas de el matrimonio.” Aca, esta lo que dice

?Le dicen usualmente a su esposa cuanto la quieren? Eso le dara gigantesco satisfaccion. Cuando digo esto, varios varones me han proverbio “Oh, ella lo sabe”. Vosotros tienen que decirselo. La femina mejora y no ha transpirado es grandemente bendecida por esa confirmacion. Expresen gratitud debido a que su esposa permite por ustedes. Expresen ese apego y reconocimiento a menudo. Eso hara que la vida sea mas plena, mas placentera y con gran interes. Nunca dejen sobre explicar esas expresiones naturales de apego; que tienen mucho superior producto En Caso De Que la abrazan potente entretanto se lo dicen.

“No hagan eso”

Este Recomendacion Asimismo seri­a del Elder Scott, lo compartio en la charla fogonera del organizacion Educativo del clero en 20, se titula “Para Tener tranquilidad y Felicidad.” Es extremadamente similar a “Las Bendiciones Eternas del Matrimonio,” pero este parrafo sobre la charla fogonera es magnifico. Asi­ como, por supuesto, se aplica tanto a varones como mujeres (a pesar sobre que pareceria que lo cual les puede valer mas a los miembros masculinos que a las chicas).

Como conyuges trabajen juntos desplazandolo hacia el pelo edifiquen las fortalezas de individuo y no ha transpirado otro. Escuchense asi­ como ayudense el uno al otro. He visto a varones que han rechazado el sugerencia sobre su esposa que se habia esforzado a lo largo de mucho lapso de encontrar el momento justamente Con El Fin De nombrar algo que el conyuge tenia que Canjear, nunca hagan eso.

“Actuar como individuos un poquito mas maduras”

En el anualidad 2000, el Elder Holland dio la devocional en la Universidad sobre Brigham Young emplazamiento “?Como te dueno?” En la parte, aconseja a las parejas a darse el beneficio sobre la dubitacion cuando exista alguna oportunidad sobre ofenderse

Las rabietas nunca son agradables ni siquiera en el caso de las ninos, desplazandolo hacia el pelo son odiosas en las adultos, en particular si se alcahueteria de adultos que supuestamente se aman. Nos enfadamos con demasiada soltura. Somos demasiado propensos a pensar que el companero nos quiso hacer un agravio, como quien dice, un mal. Asi­ como por permanecer a la defensiva o contestar con celos, con demasiada repeticion nos regocijamos cuando vemos que el se equivoca o nos damos cuenta que el posee la responsabilidad. Seamos mas disciplinados en lo que concierne a este tema, actuando igual que seres un poquito mas maduras. Si seri­a obligatorio, muerdanse la lengua. “Mejor seri­a el que tarda en airarse que el fuerte; y no ha transpirado el que se ensenorea de su espiritu, que el que toma una urbe” (Proverbios 16 32).

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *